Florence Blais - Profesora de Economía y Ciencias Sociales de la Buenos Aires

Acceso de Usuarios

¿Por qué las reglas de prudencia en materia de regulación no permiten siempre evitar las crisis?8-05-2010 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Sábado, 08 de Mayo de 2010 14:14

¿Por qué las reglas de prudencia en materia de regulación no permiten siempre evitar las crisis ? Radio Clase ejecutiva - Florence Blais – 8-05-2010

 

La crisis financiera que acaba de atravesar Grecia pone en evidencia varias fallas en la regulación del sistema financiero internacional. La experiencia demuestra que el sistema sigue extremadamente imperfecto ya que apunta más al control del riesgo de solvencia que a una real prevención de las consecuencias de una crisis internacional. No se está teniendo suficientemente en cuenta la problemática de la liquidez que es central tanto para los bancos como para los estados. Les propongo reflexionar hoy sobre un gran cambio de paradigma que se debe realizar en materia de prevención de riesgo financiero en el cual trabajan el G20 y el Comité de Basilea en particular.

¿Qué es el riesgo de solvencia? Cuando un banco presta a una empresa o a un Estado tiene que evaluar el riesgo de que el deudor no le pague.

¿Como se evalúa este riesgo? En el caso de un préstamo o de bonos  corporativos, el  banco analiza la información contable y financiera de la empresa. En el caso de un Estado, se analiza la contabilidad nacional y los datos financieros que presenta el país.

Pero esto vale para el prestamista que tiene un acceso directo a la información ¿Como puede saber un inversor si el riesgo de los bonos que compra en el mercado financiero es aceptable? Existen agencias internacionales que aplican una nota al riesgo, como Moody’s. Por ejemplo en el caso de los bonos subprime, la calificación era AAA, excelente riesgo se aplicaba al 85% de  USD 6000 millones de bonos emitidos.

¿ Entonces significa que la agencias de notación no hicieron su trabajo? Las agencias de notación no tuvieron una visión sistémica de la emisión de bonos y no tuvieron en cuenta del impacto de la especulación. Los mercados financieros actuaron con una cierta ceguera al pensar que el riesgo de solvencia estaba cubierto por una calificación AAA. Creo también esta ceguera escondió incompetencia y descuido de demasiado operadores en el mercado.

¿ Como se fijaba el riesgo de solvencia de los bancos? las normas internacionales de Basilea imponen a los bancos un nivel de capital y de rentabilidad suficientemente alto como para amparar el riesgo de pérdida crediticia. Pero estas reglas fueron contraproducentes.

¿Por qué? En el 2009, 10% de los americanos tenían serias dificultades para reembolsar sus créditos y los bonos subprimes vendidos como AAA eran en realidad extremadamente riesgosos. Se ejecutaron las garantías hipotecarias provocando un desmoronamiento de los precios inmobiliarios y un efecto agravado de contagio internacional. Como consecuencia para mantener su nivel de rentabilidad y sus ratios de solvencia, los bancos aumentaban las tasas agravando la crisis.

¿Pero fueron los Estados y no los bancos en quiebra quienes cubrieron el riesgo de solvencia ?  Es así. Y entramos en un círculo vicioso donde el especulador puede tomar riesgos cada vez más altos sabiendo que el riesgo de solvencia está cubierto por los Estados. La crisis de Grecia es una clara consecuencia de la optimización de la ganancia financiera en la zona euro: tres condiciones estaban dadas para comprar bonos griegos: una notación del riesgo abusivamente buena por parte de las agencias , una rentabilidad alcanzando el doble de la rentabilidad de los bonos alemanes y la experiencia de la crisis del 2008 demostró que son los Estados que terminan asumiendo el  riesgo de solvencia. Se habla en este caso de riesgo de alea moral: Significa que se incrementa conscientemente la toma de riesgo sabiendo que uno no asume directamente las consecuencias de una crisis. Es un problema de orden moral, ético.
Pero las distintas reuniones del G20 apuntan justamente a regular los bancos y el sistema financiero

¿Qué medidas se están proponiendo y qué medidas deberían implementarse próximamente?  Se planteó la idea de que cada país alimente del 2 al 4% de su PBI en un fondo de riesgo  gestionado por el FMI. Cubriría de forma solidaria estos riesgos sistémicos.

Pero él que rompe los huevos tendría que hacerse cargo del omelet. ¿Se ha propuesto algo para que los que toman riesgos sepan que no pueden más transferir el riesgo a un tercero sin soportar solidariamente las consecuencias de una crisis ? Exacto. Por fin se están vislumbrando nuevas medidas  que deberían acotar mejor el riesgo del alea moral. El comité de Basilea con la FED propuso en marzo 2010 un proyecto de testamentos bancarios, llamados living wills.

¿En que consiste? Consiste a pedir a los bancos importantes la presentación de un documento indicando como habría que desmantelarlos en caso de crisis de solvencia. Es un forma de significar a estos establecimientos que antes de intervenir, los estados primero liquidarían los activos de estos bancos. Es una buena norma de disuasión: no invita los bancos a tomar riesgos desmesurados, propone una quiebra organizada del sistema financiero y reduce el nivel de intervención del estado.

Nos has mostrado que los solos criterios de precaución no son suficientes como para amparar una crisis ¿ Cúal sería la orientación actual en materia de gestión de riesgos? La irrupción del volcán en Islandia ha mostrado que en una zona tan desarrollada como Europa, hubo una gran dificultad para coordinar las políticas de transportes. El problema es similar para las finanzas. Con la globalización, se ha incrementado la interdependencia de los países y la sola aplicación del principio de precaución es netamente insuficiente sin una visión sistémica. Frente a este tipo de situación, hemos demostrado una baja resiliencia, es decir una baja capacidad de reaccionar. Tenemos que desarrollar nuestra capacidad de continuar con un nivel de actividad reducido y por ello más que el riesgo de solvencia hay que seguir de cerca el riesgo de liquidez en todos los niveles del sistema financiero, o sea la capacidad de disponer rápidamente de fondos para pagar deudas e intereses.